CAROLINA DE CASTRO  

La experiencia  abraza la creación de un nuevo concepto de belleza.  

 

 

 Carolina de Castro

“Con tan sólo dieciocho años comienzo (de la mano de Jan D´stress)
una carrera profesional centrada en lograr convertir mi amor por la
cosmética en mi dedicación profesional, algo que consigo tras una
gran dedicación y aprendiendo de todo lo encontrado por el camino.
 
No es hasta mi estancia en Alemania cuando empiezo a
enamorarme de la filosofía vegana y el estilo de vida saludable que
le acompaña. Haber vivido en un país donde la alimentación y
cosmética ecológica goza de tanta solera marca un antes y un
después en mi forma de ver el mundo y que materializo en el
presente centro de belleza.
 
Una vez concluida mi estancia en tierras bávaras, me traslado a
Korea donde durante tres años voy aprendiendo técnicas de belleza
ancestrales y lujosos tratamientos faciales y corporales. Aunque
son , sin duda, el servicio personalizado y cuidado al detalle, así
como la atención que le prestan a los pies y manos, mi principal
aprendizaje durante esta etapa.
 
Un pequeño local ubicado en la Calle Caleruega se convertiría
 en el comienzo de toda mi historia Carolina de Castro- Beauty Coach
(mi primer centro de belleza) nació como un centro de belleza
especializado en Nails Spa fundamentado en los protocolos y
técnicas de belleza aprendidos en Corea.
 
Tras tres años de rodaje , me sentí con fuerzas e ilusión y
embarqué en un nuevo proyecto innovador y que iniciaría con
muchas ganas de la mano de Matías Prats Chacón.
 
Y así nació The Calm by Carolina de Castro; una nueva forma de
entender el mundo de la belleza. Utilizando protocolos orgánicos y
basados en las directrices de una losofía eco-friendly, productos
ingredientes 100% naturales que respetan las reglamentaciones del
Comercio Justo.
 
Incorporando el concepto de slow beauty donde la clienta se
encuentra ante un momento de completa relajación, siendo el
masaje principal protagonista en todos los tratamientos".